Pulgas y garrapatas, los peligrosos agentes del calor.



A medida que concluye este invierno gélido podremos ver como las pulgas y garrapatas comienzan a surgir junto con el calor de la primavera. Las infestaciones de pulgas son frecuentes, pero es importante saber que siguen siendo parásitos capaces de producir y transmitir enfermedades a personas y animales, por lo que es muy importante combatir su propagación.

Para combatir estas plagas es muy importante estar informado de ellas, conocer cómo actúan, cuando y que medios pueden utilizar tanto dueños como veterinarios para erradicarlas.

Pulgas:
Las pulgas son parásitos que se alimentan de la sangre de los mamíferos, son bastante escurridizas y removerlas manualmente supone mucho trabajo. Además pueden emigrar a otros animales de manera muy rápida.

Uno de los principales problemas que provocan las pulgas es la dermatitis alérgica por picadura de pulga, la afección dermatológica más frecuente a nivel mundial. Los animales que se exponen de forma menos frecuente a pulgas suelen ser más sensibles a ella.

Todo comienza cuando una pulga pica a la mascota, aquí ciertas sustancias presentes en la trompa de la pulga harán que el perro se rasque, lama y muerda la zona afectada debido al dolor que siente por la comezón. El cuerpo del animal responde a las infecciones provocadas por la pulga de sobremanera, provocando una alergia que va a desarrollar con el tiempo. Luego de esto los pacientes suelen tener costras y heridas en la piel debido al constante rascado.

Para combatir esto es necesario mantener la higiene del perro, bañándolo seguido y ocupar productos que combatan la presencia de pulgas en la mascota, especialmente si es un perro que no ha sido afectado previamente por pulgas. Es importante saber que quien declara la existencia de una alergia es un veterinario, hay casos donde la alergia puede ser provocada por factores externos.

Garrapatas:
Todos conocemos este despreciable ser, un insecto de gran tamaño que se alimenta de la sangre de otros organismos, propagando serias enfermedades e infecciones. En Chile hemos tenido caso de propagaciones enormes como lo fue el cerro San Roque de Valparaíso que en 2017, provocando la muerte de varios perros en el sector.

La garrapata común de perro es la Rhipicephalus sanguineus (RS), especialmente en las zonas húmedas durante el verano, esta se ha adaptado a las construcciones humanas, por lo que habrán casos donde estas aparezcan en hogares.

Las enfermedades asociadas a estos parásitos son muy grabes, por lo que es recomendado retirarlas con mucho cuidado evitando el contacto con personas. Productos como collares anti pulgas y pipetas suelen ser muy efectivos, además de chequear al can una vez a la semana mínimo.

En Llacolen podrás encontrar numerosos productos recomendados por profesionales para combatir la propagación de ambos parásitos, sobretodo en esta primavera donde prometen estar muy presentes.